Diferencias entre equipo y grupo

Una de las competencias básicas que se requiere hoy en día en muchos de los trabajos, es la capacidad de trabajo en equipo. Dependiendo de cuál sea el diccionario de competencias consultado, encontraremos definiciones diferentes, pero todas ellas tienen una misma esencia: un grupo de personas que trabajan coordinadas por un objetivo común.

Por lo tanto, podemos decir que un equipo es un grupo de personas, pero ¿es un grupo de personas un equipo? ¿Sabemos en qué se diferencian?

Veamos esta infografía que he creado para la ocasión, en las que se pueden ver esas diferencias de forma gráfica:

201720grupo20vs20equipo

 

Como podemos ver, desde el primer momento, ambas definiciones nos dejan claro que existen algunas diferencias significativas entre un equipo y un grupo.

En la definición de Robbins, se hace alusión a individuos que interactúan y son interdependientes para lograr objetivos particulares; por eso, se habla de grupo.

Katzenbach y Smith hablan de un equipo, de personas con capacidades complementarias, con un objetivo común y una responsabilidad compartida.

Se puede ver, en primer momento como la forma de comunicación, los objetivos y la responsabilidad difieren entre ambas. Para entrar en detalle y definir un poco mejor el esquema de la infografía, iremos una por una.

Diferencias entre equipo y grupo

1. La jerarquía.

En un grupo la jerarquía existe, es clara y respetada. Se trata de estructuras que suelen ser más rígidas en las que existe un superior jerárquico y varios colaboradores. Como los organigramas a los que estamos más acostumbrados.

Sin embargo, en un equipo, todos los miembros están al mismo nivel, se trata de una estructura más plana en la que la responsabilidad es compartida. La ventaja que consigue el equipo en este caso es el dinamismo a la hora de trabajar, pudiendo abarcar diferentes áreas en un mismo conjunto y facilitando que se compartan ideas, aprovechando las sinergias.

2. La formación.

Lo más importante en este punto es saber que en el caso de los equipos, se trata de personas con diferentes especialidades, es decir, multidisciplinares. El proyecto definirá las necesidades que tenemos en cuanto a las características requeridas para los profesionales que formarán parte de él, siendo lo más habitual que los equipos sean multidisciplinares y se complementen.

En el caso de grupos, no existen requisitos fijos, sino que existe una formación variable dependiendo de cada uno. No es requisito indispensable que sea multidisciplinar, puede darse el caso de que todos los componentes tengan la misma formación académica o sean especialistas en el mismo área.

3. Los objetivos.

Un grupo no definirá unos objetivos comunes que necesiten de la implicación de todos para conseguirlo, como sí lo hará un equipo, que trabajará codo a codo para alcanzar los objetivos propuestos.

4. Toma de decisiones.

La diferencia en estos casos, viene dada de la imposición o consenso que existe a la hora de tomar decisiones. Ya hemos visto que en un grupo la jerarquía está bien definida y serán los niveles jerárquicos altos los que se encarguen de esta toma de decisiones.

Si bien, no será así en un equipo en el que se tratarán los temas a un mismo nivel, se requerirá de consenso y acuerdo entre los miembros, esto aporta fluidez a la toma de decisiones pero también se encuentra con la desventaja de se les requiere más tiempo para alcanzar un consenso.

5. La comunicación.

La comunicación puede ser uni-direccional o bi-direccional en el caso de grupos, la estructura jerárquica influirá en el tipo de comunicación utilizado.

Una comunicación multidireccional es utilizada en el caso los equipos que consiguen más fluidez y agilidad para la resolución de problemas, la generación de nuevas ideas, etc. Incluso para la toma de decisiones, aunque les requiera de más tiempo.

6. Éxito y responsabilidad.

Como ya hemos visto, los objetivos en un equipo son comunes, por eso, su consecución será consecuencia de un logro compartido en el que todos los miembros hayan aportado su know-how. Se generan sinergias que son aprovechadas para generar ideas, para conseguir objetivos, para desarrollar proyectos completos.

Sin embargo, en un grupo, se tratarán el éxito y la responsabilidad de manera individual. De tal modo, que cada uno trabajará de manera independiente para conseguir sus metas propias, sus propios objetivos, independientemente del resto de componentes.

 

Pues hasta aquí el segundo post de jueves, el nuevo día de publicación. Aquí están algunas de las diferencias que existen entre un equipo y un grupo. Hay que tener en cuenta que dependerá de las necesidades de la organización, el hecho de elegir formar uno u otro. Las ventajas e inconvenientes de cada uno, también dependerán de las características del trabajo a realizar y de los miembros.

Saber trabajar en equipo y en grupo es un competencia básica para adaptarnos a los nuevos entornos laborales.

Y tú, ¿te reconoces? ¿perteneces a un grupo o a un equipo? Me gustaría conocer tu experiencia.

Anuncios