Mi búsqueda de empleo organizada

Después de unos meses implicada en proyectos complementarios a mi carrera profesional, como realizar un voluntariado o un curso intensivo de inglés para mejorar mis competencias profesionales; me he propuesto realizar una búsqueda de empleo con agenda.

¿De qué se trata?

Se trata de una herramienta para la búsqueda de empleo que incluye todas las actividades a realizar para conseguir el éxito. Es decir, enfocar la búsqueda de empleo como un proyecto con sus tareas y tiempos.

He considerado enfocar activamente la búsqueda como si fuera un empleo en sí. Porque esto no se trata de una cuestión de suerte, sino que hay que afrontarlo con actitud y confianza.

En mi caso, he denominado el proyecto “La Búsqueda” para desgranar aquellas actividades que tengo que tener en cuenta para buscar empleo.

¿Cómo he empezado y cuáles son mis tareas?

Lo principal que he planteado en este caso es pensar en qué quiero y en qué puedo trabajar. Conocerme a mí misma. Muchas veces estamos tan focalizados en el “deber” que nos olvidamos de lo que queremos y, teniendo en cuenta que pasaremos trabajando más de la mitad de nuestra vida, es importante para mí poder acceder a una profesión que me motive y a la que pueda aportar todo lo mejor de mí.

Por eso, he considerado importante centrarme en aquello en lo que puedo trabajar y también en lo que me gustaría. De este modo, he podido averiguar que para acceder a determinados puestos necesito una formación específica y me he puesto a ello buscando cursos y formación que me permita acceder.

Ahora, una vez sabiendo a dónde quiero y puedo llegar, he planteado mis tareas:

Elaborando mi currículum creativo y verdadero: poco queda que añadir. Una cosa sí, si quiero que mi currículum destaque tengo que ser diferente, por eso, me decidí a utilizar un formato atractivo a la vista que pueda diferenciarme del resto de candidatos a una oferta.

Posicionándome en redes sociales: hoy en día es casi más importante que tener un currículum vistoso. La presencia en la red LinkedIn es un imprescindible. En el post de la semana que viene os contaré cómo conocer tu índice de Ventas en Redes sociales de LinkedIn.

Seguimiento de ofertas: en mi caso, he creado un excel con toda la información que necesito para hacer seguimiento de las ofertas. He incluido aspectos relevantes como:

  • Fecha de la candidatura.
  • Datos de la empresa
  • Puesto de trabajo ofertado
  • Ubicación del puesto: para mí es un factor importante, dado que mi disponibilidad geográfica es total y estoy buscando empleo en todo el territorio nacional, incluso en algunos países extranjeros.
  • Portal: a través de qué portal he visto la oferta y me he inscrito.
  • Link de la oferta.
  • Datos adicionales.
  • Estado de la candidatura: uno de los campos más importante, porque puedo filtrar aquellas ofertas en las que sigo activa y saber en qué estado está.

Constancia: levantarme cada día y actualizar mis redes sociales, además de comprobar las nuevas ofertas, es un trabajo que requiere constancia. Estoy aprendiendo que la búsqueda de empleo hoy en día es cada vez más impersonal (pocas empresas recogen el currículum en mano) y es más difícil acceder a ellas, por eso me he decidido a usar este método.

 

¿Y tú cómo afrontas la búsqueda de empleo? ¿Tienes alguna recomendación? Me gustaría conocer tu experiencia.

Espero que este post te haya resultado útil y motivador para la búsqueda de empleo. Yo estoy en ello y espero ver pronto los resultados.