Y, de pronto, la nada

¿Qué ocurre cuando no pasa nada? ¿Qué ocurre cuando tras meses buscando empleo tan solo hay silencio?

Pues como decía Freddie Mercury: «SHOW MUST GO ON».

Amigos, no voy a decir nada nuevo si digo que: el desempleo es duro.

Vale, en verdad iba a decir jodido, pero no quiero ofender a mis lectores. Bueno, una vez leí un artículo que decía algo así como que “decir tacos alargaba la vida de aquel que los pronunciaba” y reconozco que, alguna que otra vez, pero solo muy ocasionalmente, diría que muy rara vez, se me escapa alguno y me siento como aliviada. Reconozco que no comprobé el rigor de dicho estudio, pero al decirlos siento algo así como un poco de esa tan deseada paz interior que todos buscamos y me aferro a la credibilidad de la ignorancia. 

¿Por dónde iba? Ah, sí, iba diciendo que el desempleo es duro y cuesta levantarse cada día y seguir la rutina. Pero hoy he leído algo con lo que estoy bastante de acuerdo, podría decir, casi al 100% y que me parece que puede aliviar un poco el estrés de la búsqueda. Se trata de este artículo de sobreviviratrabajarencasa.com sobre “Lo que los emprendedores pueden aprender de los opositores“.

Que en estos momentos, que yo estaba hablando de desempleo, ¿qué tienen que ver los emprendedores y los opositores? Pues el caso es que, aunque no lo parezca, nos enfrentamos a situaciones bastante parecidas en nuestro día a día, y los consejos que se dan en el artículo son completamente extrapolables a una situación de desempleo.

  • Establecer un lugar de “trabajo”: ya sea en casa, en la biblioteca… no importa, un lugar donde chequear el email, hacer los cursos online, donde mantener nuestra agenda actualizada, nuestra oficina de búsqueda donde monitorizar las ofertas.
  • Fortalecer la paciencia que es nuestro gran aliado.
  • Tener rutinas, arreglarse cada mañana, dejar el pijama solo para dormir.
  • Establecer límites y horarios, vale que somos desempleados a jornada completa, pero ¿es sano pasar H24 buscando empleo?
  • Salir a la calle, aprender, seguir viviendo mientras tanto.

Esto es un breve resumen, recomiendo encarecidamente leer el artículo porque encontraréis tips y “normas” que tanto seguiría un opositor, como un emprendedor pero también ¡un desempleado!

Porque ya he manifestado con anterioridad que, bajo ningún concepto considero el término de “parado” para referirse a una persona que está en búsqueda activa de empleo. El desempleo tiene muchos más matices y como prueba de ello os remito al artículo publicado hace unos meses: Es desempleo, no es paro, porque también el desempleado es un emprendedor y un opositor. También un desempleado necesita normas, rutinas, tiempos.

Porque la motivación a veces se esconde, pasa desapercibida por la habitación, se hace de rogar y hemos de pedirle que venga a visitarnos más a menudo. Porque a veces el silencio es más grande que nosotros.

Porque ser emprendedor, opositor y desempleado es duro, y para las tres ocupaciones se requiere tanto esfuerzo, como paciencia y perseverancia.

Así que, como decía Freddie, SHOW MUST GO ON.

Anuncios